Este animal ha sido comparado con la gacela de su época, sebido a la forma alargada y fuerte de sus patas traseras, que le permitían correr a 50 km/h y dar giros rápidos, por lo que podía escapar de muchos depredadores, como el Altispinax

Características[editar | editar código]

Este dinosaurio guardaba muchas semejanzas con los antílopes modernos. Esto se debe a sus largas patas traseras que le permitían moverse con la rapidez de una gacela. Las patas delanteras del Hypsilophodon eran bastante cortas, rematadas por cinco dedos con garras afiladas. El Hypsilophodon tenía un pico córneo que utilizaba para arrancar las hojas, que luego desmenuzaba con sus pequeños dientes en forma de hoja. La forma estrecha del pico demuestra que solo comía las plantas más tiernas y que era un animal selectivo en cuanto a la alimentación.

Patas[editar | editar código]

Cuando los científicos vieron los primeros restos de Hypsilophodon pensaron que era un ave al fijarse en las patas. Las patas eran muy largas, en especial la tibia, lo que le permitía correr increíblemente rápido. Al correr, clavaba bien las garras en el terreno para evitar caídas, además, ampliaban la superficie de apoyo.

¿Un dinosaurio arborícola?[editar | editar código]

Los científicos pensaron al principio que el Hypsilophodon tenía unos pies similares a las de las aves como los loros, que se creía que empleaba para escalar por los árboles. Creían que el primer dedo del pie apuntaba hacia atrás como en los loros, pero ahora sabemos que este animal tenía todos los dedos apuntando hacia delante.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.