Prehistoria Fandom
Advertisement
Prehistoria Fandom

Balaur fue un género de dinosario terópodo avialano que vivió hace unos 70 millones de año durante el Cretácico superior (Maastrichtiano) en lo que hoy es Europa. Es un dinosaurio muy curioso. Inicialmente se pensó que se trataba de un dinosaurio carnívoro dromeosaurido con un par de particularidades como dos dedos en las manos y dos garras curvas en los pies, pero más tarde resultó que se tratada de un ave primitiva y no solo eso, sino que pudo tener una dieta omnívora o incluso herbívora, entre otras características particulares que hacen a este dinosaurio único.

Descubrimiento[]

Restos conocidos de Balaur bondoc.

Los primeros restos de Balaur bondoc fueron descubiertos en 1997 en Rumania por Dan Grigorescu, pero la morfología de estos era tan inusual que los científicos no pudieron identificarlo correctamente, teorizandose que se pudo tratar de un oviraptorosaurio. Un esqueleto parcial fue descubierto en septiembre de 2009 en la Formación Sebeş. Este ejemplar fue descrito en 2010 por Zoltán Csiki con el nombre de Balaur bondoc. El nombre del género proviene del nombre de un dragón mitólogico del folclore ruman del mismo nombre, mientras que la especie, B. bondoc, proviene de la palabra Rumana "Bondoc", que significa robusto o fornido, haciendo referencia a lo pequeño pero robusto que era el animal en vida. Este nombre fue elegido por los descubridores también porque se deriva de la palabra "Bunduk", que proviene del turco que significa "bolita", aludiendo así al posible origen asiático de los posibles antepasados de Balaur.

Clasificación[]

Balaur en el árbol evolutivo de los maniraptores en las dos clasificaciones que daban los distintos estudios. (Línea discontinua significa relación dudosa).

Es difícil de determinar como Balaur estaba emparentado a otras aves y a los dinosaurios cercanos a estas. Su primer análisis filogenético en 2010 dio como resultado que se trataba de un pariente muy cercano a Velociraptor, y por lo tanto colocándose dentro de la familia Dromaeosauridae. Más tarde, en el año 2013, Stephen L. Brusatte y colaboradores volvieron a encontrar una relación con los raptores, pero ahora más incierta. La posibilidad de que se tratase de un dromeosaurido ya se ponía en duda desde el inicio por sus extrañas anatómicas peculiares y estudios posteriores como el de Andrea Cau, Tom Brougham, y Darren Naish en el año 2015 confirmaban que no se trataba de un dromeosaurido, sino de un ave primitiva, similar a Archaeopteryx que tenía una anatomía y estilo de vida muy similar a estos.

Características[]

Era un ave particularmente robusta, con huesos gruesos y pesados y que, muy probablemente, era incapaz de volar y pasaba la mayor parte de su vida en el suelo o en los árboles. Era similar en tamaño a Velociraptor, los elementos óseos recuperados de Balaur sugieren que su longitud total era de alrededor de 1,8 a 2,1 metros.

Patas delanteras[]

Balaur poseía únicamente dos dedos funcionales en cada zarpa, estando el tercer dedo bastante reducido y atrofiado. Como la mayoría de maniraptores, los brazos de Balaur formaban alas que le servirían para mantener el equilibrio al correr y saltar, así como para escalar a los árboles.

Patas traseras[]

Porbablemente, la característica más notable de Balaur era que, a diferencia de otros paravianos como Velociraptor, Deinonychus o Archaeopteryx, poseía no una, sino dos garras curvas en cada pie. Estás, como otras garras de tipo "falciforme" le habrían servido para retener a sus presas y para escalar a los árboles.

Dieta y comportamiento[]

Balaur bondoc as avialan.jpg

Se sabe poco sobre el estilo de vida que tenía este dinosaurio. Csiki especulaba que pudo haber sido uno de los mayores depredadores de su ecosistema limitado, porque no se conocen dientes más grandes de otro terópodo en Rumania y vivía en un ecosistema isleño con dinosaurios pequeños. Pensando que sería un dromeosaurido, se pensó que Balaur sería un depredador que cazaba como se pensaba en aquella época que cazaban con raptores, usando sus garras de los pies a modo de punzón para dejar que su presa se desangrase. Hoy en día se sabe que esto no habría sido posible y, en todo caso, sus garras hubiesen servido para restringir presas pequeñas en el suelo, si es que su función era depredadora. Esto es porque estudios recientes ponen en duda que Balaur fuese un carnívoro estricto como la mayoría de terópodos, sino que pudo tener una dieta omnívora o incluso ser un herbívoro. Esto se debe a diversas rezones:

  • La falta de un tercer dedo en la mano pudo deberse a una reducción en su comportamiento depredador, pues esto hace difícil agarrar presas con ellas.
  • La doble garra en el pie pudo ser una adaptación para soportar un mayor peso, ya que el animal era bastante pesado para su tamaño.
  • El hueso púbico de la pelis estaba orientado hacia atrás, lo que pudo ser una adaptación para poseer un tracto intestinal voluminoso, un resgo necesario para una dieta herbívora.
  • El mismo volumen del intestino y el peso del animal no le habrían permitido ser un buen corredor.
  • Estaba cercanamente emparentado con Sapeornis y Jeholornis, dos aves extintas que eran herbívoras.

En general, presentaba adaptaciones como las antes mencionadas que son vistas en otros terópodos herbívoros como los terizinosauridos.

Hábitat[]

Balaur in Hateg environment.jpg

Balaur vivió en Rumanía, la que en el Cretácico superior formaba la Isla de Hateg, un ecosistema aislado que contaba con gran cantidad de dinosaurios que, por el menor espacio y recursos, tenían un tamaño menor al de sus parientes del continente, como es el caso de Magyarosaurus, Struthiosaurus o Zalmoxes. se piensa que muchas de las características peculiares del Balaur son el resultado del «efecto isla», debido a las condiciones relativamente aisladas impuestas a muchas de las poblaciones de la Isla de Hațeg. Las especies que se encuentran aisladas en las islas pueden estar sujetas a los efectos de la deriva genética y del «efecto fundador», que predice que las poblaciones aisladas tienden a evolucionar de maneras inusuales. Otros efectos insulares como la «Regla de Foster», que describe cómo las pequeñas especies continentales se hacen más grandes y las grandes especies continentales se hacen más pequeñas, que pueden tener efecto. Balaur es un ejemplo del primer caso, donde un ave que en el continente había sido pequeña, aumentó su tamaño en la isla con el paso de las generaciones.

Advertisement